lunes

CASSINI COMPLETA SU 1ª MISION


Los atractivos anillos de Saturno. Géiseres en Encélado. Lagos de metano en Titán. Estas son sólo algunas de las imágenes que destacan de la misión Cassini, de cuatro años, tiempo en el que ha explorado Saturno y su extraordinario sistema de anillos y lunas. El 30 de junio la nave Cassini completa su misión primaria en el planeta anillado, y ahora se embarcará en una misión ampliada de dos años, con la que se espera estudiar más de cerca los objetivos más intrigantes, Titán y Encélado y la interacción entre las lunas heladas de Saturno y los anillos.
“Hemos tenido una magnífica misión, y memorable en cuanto a los descubrimientos científicos realizados; sin embargo, ha sido muy tranquila en cuanto al comportamiento de la nave”, dijo Bob Mitchell, director del programa Cassini en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, en Pasadena, California. “Estamos muy orgullosos de haber alcanzado todos los objetivos que planeamos conseguir cuando lanzamos la misión. Contestamos antiguas preguntas y formulamos unas cuantas nuevas, y nuestro viaje continúa”.
Mitchell dijo que aunque está claro que Cassini no está dando un espectáculo muy llamativo, considerando lo compleja que ha sido la misión, la nave está funcionando extraordinariamente bien.
La Cassini fue lanzada el 15 de octubre de 1997, y tardó siete años en recorrer 3.500millones de kilómetros (2.200 millones de millas) hasta Saturno. La misión entró en la órbita de Saturno el 30 de junio de 2004, y comenzó a enviar datos asombrosos acerca de los anillos de Saturno casi inmediatamente.
Mitchell dijo que la nave ha hecho grandes descubrimientos acerca de la dinámica de los anillos, y de cómo la gravedad de las lunas moldea los anillos formando huecos. “Los géiseres de Encélado están entre los descubrimientos más emocionantes que hemos realizado”, dijo. “Titán es muy diferente de como lo esperábamos. Se parece mucho a la Tierra; si cambias el agua por metano, hay muchos procesos en Titán que son como en la Tierra”.
La misión ampliada permitirá seguir los efectos estacionales en Titán y Saturno, explorar nuevos lugares dentro de la magnetosfera de Saturno y observar la geometría única de los anillos de Saturno en el equinoccio, en agosto de 2009, cuando la luz del sol pase directamente a través del plano de los anillos.
Durante dos los próximos años, Cassini tendrá 26 encuentros más con Titán, siete acercamientos a Encélado, y una con cada una de las lunas heladas Dione, Rea y Helena.