sábado

ENIGMA EN TITAN


Desde hace tiempo, los hombres observaron que la velocidad de rotación de la Luna era equivalente a su velocidad de revolución. Se habla entonces de rotación sincrónica, fenómeno que nos impide siempre percibir directamente su cara opuesta. Desde luego, tal precisión es debida al azar. Este extraño fenómeno es provocado por los efectos de marea producidos por un planeta sobre su satélite. Cuando su proximidad es suficiente, las fuerzas de atracción causan una deformación del satélite que, de una forma idealmente esférica, se vuelve ligeramente elipsoide.
Los valores de las medidas pueden parecer insignificantes, midiéndose en metros o decímetros. Sin embargo, la rotación del satélite sobre él mismo causa esta protuberancia en la dirección del movimiento, de modo que toma un ligero adelanto con relación al eje planeta-satélite. Se produce entonces una pareja gravitacional sobre cada protuberancia, con un efecto de ralentización del satélite por su protuberancia delantera y de aceleración por su protuberancia opuesta. Sin embargo, la primera que se encuentra ligeramente más cerca (del valor del diámetro del cuerpo) del planeta, predomina y la rotación acabará por estabilizarse.
No obstante recientemente, la sonda Cassini, en órbita alrededor de Saturno, puso en evidencia una muy ligera desincronización entre la duración de la rotación y la revolución de Titán. Esta diferencia es mínima (+ el 0,004 %), pero inexplicable.
Se está trabajando actualmente en varias hipótesis para intentar resolver el enigma. Los autores de la observación proponen la existencia de un océano interno cuya duración de rotación sería diferente a la del satélite, provocando así una diferencia en el acoplamiento. Otro equipo de investigación compuesto por miembros de la Universidad de Namur (Bélgica), de la Universidad de Lille 1 y del Observatorio de París considera que podría tratarse simplemente de un error de medición.
En efecto, según Benoît Noyelles, Anne Lemaître y Alain Vienne, esta aparente desincronización podría ser el resultado de una diferencia entre el eje de rotación y el eje de los polos que podría falsear la medición por un fenómeno de composición de movimiento asimilando estos dos ejes el uno al otro.
Los investigadores están a la espera ahora de nuevas observaciones con el fin de confirmar o invalidar estas hipótesis.
La misión Cassini-Huygens es un proyecto cooperativo de la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Italiana. El Jet Propulsion Laboratory, una división del Instituto Tecnológico de California, en Pasadena, dirige la misión Cassini para la Oficina de Ciencia Espacial de la NASA, Washington, D.C. El orbitador Cassini y sus dos cámaras de a bordo fueron diseñadas, desarrolladas y ensambladas en el JPL. El equipo de imagen tiene su base en el Space Science Institute, Boulder, Colorado.