martes

EL CORAZON DE MERCURIO


Un reciente estudio de las fluctuaciones de la velocidad de rotación de Mercurio, realizado con radiotelescopio y radar, parece confirmar la presencia de una parte líquida en el núcleo del planeta.
Jie "Jackie Li", Steven A. Hauck II y Bin Chen se propusieron utilizar una prensa multiyunques para someter una mezcla de sulfuros y de hierro en las mismas condiciones de presión y temperatura que las que deben reinar en el núcleo de Mercurio.
Interrumpiendo bruscamente la fuente de calor y la presión, nos aseguramos que las muestras obtenidas conservan los rastros de la separación de la mezcla en fases sólida y liquida, así como la composición química desde el punto de vista de los sulfuros en estas dos fases. Las muestras luego son estudiadas con la ayuda de un microscopio de efecto túnel y de una microsonda de Castaing.
A partir de los resultados obtenidos, los investigadores piensan que al mismo tiempo que la parte superior líquida del núcleo se enfría, los átomos de hierro forman una especie de copos cúbicos que caen hacia el corazón sólido del planeta. El proceso conduce a la formación de corrientes de convección y así es como se crearía el débil campo magnético de Mercurio a pesar de, además, la débil rotación sobre si mismo del planeta.