viernes

LA ESPONJA DE SATURNO

Uno de los anillos de Saturno está haciendo limpieza, absorbiendo material efusivamente de las fuentes de Encelado, la diminuta luna helada de Encelado, de acuerdo con las nuevas observaciones de la nave Cassini.
“El anillo A de Saturno y Encelado están separados por 100 000 kilómetros, aunque hay una conexión física entre ellos”, dice el Dr. William Farrell del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland. “Antes de Cassini, se pensaba que los dos cuerpos estaban separados y eran entidades distintas, pero las inigualables observaciones de Cassini indican que Encelado está en realidad enviando parte de su masa directamente al límite exterior del anillo A”. Farrell es el autor principal de un artículo sobre este descubrimiento que apareció el 23 de enero de Geophysical Research Letters.
Este es el último fenómeno sorprendente asociado con los géiseres de hielo de Encelado en ser descubierto o confirmado por los científicos de Cassini. Anteriormente, se encontró que los géiseres eran los responsables del contenido del anillo E, todo el entorno magnético de Saturno se encontró que estaba sobrecargado por el material expulsado por Encelado, el cual se convierte en plasma, (un gas de partículas eléctricamente cargadas). Ahora, los científicos de Cassini confirman que el plasma, el cual crea una nube en forma de rosquilla alrededor de Saturno, está siendo arrebatado por el anillo A de Saturno, el cual actúa como una esponja gigante absorbiendo el plasma