miércoles

¿PLATILLOS VOLANTES EN SATURNO?


No, no se trata de una prueba de la existencia de naves interestelares escondidas en el sistema solar y qué la Nasa habría aceptado por fin revelar. Como explica Sébastien Charnoz y sus colegas en Science, estas imágenes de las lunas nos enseñan un poco más sobre el origen, siempre misterioso, de los anillos de Saturno.
Sospechamos desde hace mucho tiempo que los anillos de Saturno podían haberse formado en respuesta a la desintegración de uno o varios grandes cuerpos celestes helados, probablemente las lunas preexistentes alrededor de Saturno, como resultado de gigantescos impactos, posiblemente con cometas. Los fragmentos generados entonces se habrían distribuido rápidamente en el plano ecuatorial del planeta para formar el disco delgado que todos conocemos. En esta hipótesis, los pequeños cuerpos de formas irregulares que se encuentran en ciertas regiones dentro de los anillos serían unos testimonios dejados por estos titánicos acontecimientos.
Hay otras hipótesis además de la de una simple colisión, como por ejemplo la rotura, por las fuerzas gravitacionales de un planeta, que se habría acercado demasiado a Saturno hasta penetrar por debajo del límite de Roche.
Las imágenes y los estudios realizados, gracias a la misión Cassini, para las lunas Atlas y Pan van en la dirección de la hipótesis de la colisión. Sébastien Charnoz y André Brahic acaban de con sus colegas americanos, como Carolyn Porco, una serie de artículos sobre las conclusiones que se pueden obtener a partir de estas observaciones.